martes, agosto 02, 2005

a taste of ra

“Imagine a spirit awaken when it’s too dark to see, but the bright lights that make you pass through life’s octaves burst the gates of heaven with a tune that fills one’s chest, and can be seen as a gospel for the bright side each morning tells you about. If you listen carefully his friends are everywhere. They make the soil bend beneath your feet while the sharp light reaches your soul like spears (di spears). So beware and inhale, when you finally embrace A taste of Ra..”

El speech escrito anteriormente se encuentra impreso en la portada del impresionante debut de A Taste Of Ra, Nueva bifurcación del delirio mental, aquí no nos cansamos de recomendar música para ordenar los espacios mentales. El turno llega ahora al colectivo sueco A Taste Of Ra, otro de esos grupos indescriptibles y alérgicos a cualquier tipo de etiqueta. Son como esos buenos grupos a los que habrá que disfrutar dejando que nos lleven por esos caminos imposibles de la música contemporánea, habrá que dejarse llevar por ese extraña mezcla (decir extraño en estos casos ya es una redundancia) entre Folk pastoral, música oscura, free music, improvisación y drogas duras, todo embarrado con un tratamiento romántico en las letras, me recuerda al Tim Buckley de Happy/Sad. Para adentrarse en ese espacio interior se recomienda la escucha atenta de su disco homónimo publicado por Hapna Recordings, un sello cuyo catalogo habrá que examinar con lupa desde ya y que además incluye material de gente tan interesante y dispersa como David Grubbs, Loren MazzaCane Connors, Eric Malmberg, Sinistri, Tape e incluso Pita. Aunque lo que ahora nos motiva son estos 11 cortes que se entremezclan en los 31 minutos de psicodélia pastoral, esa nueva forma de psicodélia que es la consecuencia lógica de una época hippie en que la estupidez regía el pensamiento, esta nueva forma de psicodélia tiene que ver más con la introspección y la vida orgánica, aquí no hay espacio para el amor ni para la conciencia política, sólo para implosión emocional y el estado cannábico que dan como resultado este nuevo tipo de estética musical. La nueva droga musical se llama Ra, probemos…….
Taste Of Ra.
Idem.
Hapna Recordings 2005.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Una probadita del sol...

Puni dijo...

Pero y ... de dónde las bajo?

Anónimo dijo...

No, eso no se baja a menos que tengas tanto tiempo libre como Balmori, y pases horas en el soulseek encontrando a un integrante de la banda que suba su musica para que la oigan sus cuates. Mejor hazte un favor y compralo en volcanictongue.com
pero tienes razon ya van varias promesas de musica disonible en este blog y nomás no.

jose angel dijo...

sorry, el avatonto prometio subir canciones, en fin. Estoy en otra cosa ahora. Me estoy divirtiendo un poco.... y tengo unos deadlines editoriales, pronto habra mas basura. sorry por los acentos..