martes, junio 14, 2005

Astrud

Astrud.
Performance.
Astrohúngaro.
2004.


Nada más escuchar “masaje” la canción que abre el último disco de Astrud para darse cuenta de que nos encontramos frente a un disco mayor en la discografía del dueto más cosmopolita de pop que le ha dado España al mundo. Y es que Manolo y Genís están cada vez más lejos de la horda de imitadores que les sigue y cada vez más cerca de aquellos grandes grupos a los que siempre quisieron parecerse, The Magnetics Fields y Sparks por delante. Performance es uno de esos discos definitivos, por lo menos seis de sus once canciones ya son algunas de las mejores canciones del dueto, y es que Astrud no es un grupo de jingles a diferencia de muchos grupos españoles de electropop, sino de canciones completas y redondas. Ya ni siquiera son un grupo naïf de electropop, sino uno de pop orgánico y visceral más preocupado por el fondo que por la forma. Para ejemplo de aquello basta esa gran canción que abre el disco (“masaje), una maravilla entre el pop rococó y el pop de autor en donde Manolo se sacude la timidez y exhibe su encantador falsete. También contiene algunas de las letras más inspiradas que convierten a Manolo en el reverso ibérico de Stephen Merritt, si no pongan atención a la letra de “caridad” una frívola mirada del victimario sentimental a la victima (“no quieres volver a verme porque no quiero que estemos juntos, estás siendo egoísta, no has pensado que me quedo solo yo también, si lo ves de esa manera, al dejarte doy lástima, deberías tener caridad”). Ejemplo más claro de su acertada evolución es “he vuelto” aquí parecen Randy Newman embarrados de la mejor canción de autor a golpe de piano y voz o déjense desentumecer por esa enorme partitura que es “me desdigo” un épico y oscuro viaje sobre el arrepentimiento. Con todo, el último disco de Astrud es probablemente un claro ejemplo sobre combinar talento, visión y perseverancia. Discazo.

13 comentarios:

Jorge Pedro dijo...

¿dónde puedo conseguir ese disco? mmme urrrgeeee.

Anónimo dijo...

oye gordo .-

Si tu me quieres dame una sonrisa , si no me quieres no me hagas caso , pero si ahora tu me necesitas, lo tengo que saber y tu mi bien una señal me vas a dar.
solo dame una señal chiquita, oh mi vida, que sepa que te gusto ohoh siiiiii, si tu me quieres...

no te lo esperabas ehhhhhhhh ¡¡¡

James Blonde dijo...

Ya me acordé cómo se siente la pena ajena... :s

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJA!!! Quien puso semejante mamada...

Anónimo dijo...

jajajajaja que pendejada
pero esta mas interesante que sus comments profundos

Anónimo dijo...

en serio beautiful...yo me acorde cuanto te vi puesta tu imitacion de Lacoste.

jose angel dijo...

Un extraño e inexplicable estado de ánimo me ha llevado a escuchar casi exclusivamente a Astrud esta semana. Para aquellos que ya hayan caído en los encantos de Performance solo queda recomendarles la escucha de “Todo nos parece una mierda” el brillante E.P. que anteceda a su obra definitiva. Seis simpáticos cortes llenos de humor negrísimo que puede percibirse en todo su esplendor en canciones como “Nuestros poetas” ¡Qué letra! (“¡Que malos son nuestros poetas! Quevedo el putero y Góngora el lameculos, Garcilazo el usurero y Rosalía la ludópata, el maricón de Lorca y Beckett que era un poco mariquita también, Ferrante el desgraciado, Jim Ferré el pervertido, los hermanos Machado, el drogadicto y el maltratado. San Juán de la Cruz y Santa Teresa de Jesús…”). Así están las cosas en el torcido cerebro de Genís y Manolo. También de ese E.P. Sobresale la chaladura a paso doble de “Hay Un Hombre En España” con una de esas letras también impagables (“Hay un hombre en España que lo hace todo, es el que redacta y responde las encuestas, es el gilipollas que reparte las becas, es el que programa el teatro real, es la máxima autoridad en derecho penal, es el que ha pintado en todas las esquinas “otro mundo es posible” y “menos policía””). De verdad que todo aquello me ha caído de maravilla en una semana verdaderamente gris. Así son Astrud y que no nos los cambien.

jose angel dijo...

Ah.. y la LaCoste de Gabs no es pirata, no mamen, yo lo acompañé a comprarla....

Anónimo dijo...

jajajajajajajaja en que poquito basan su confianza jajajajajaja

James Blonde dijo...

O sea, ¿eso qué? Ni al caso lo de la playera. Dicen que todos llevamos una ardilla dentro, pero aquí hay alguien que seguro lleva como 32, o de plano lleva una, pero dentro de la pantaleta.

Anónimo dijo...

Que muera el ardilla de Lacoste

Pinche pirata de marcas que estan totalmente "out"

Güera sin Buen gusto

James Blonde dijo...

Pinches trendys, ¿por qué no me dejan ser uno de ustedes? :'(

jose angel dijo...

Uno invierto tanto de su vida para conocer a alguien para que al final se convierta en un desconocido más.